PREMIO PRINCIPE DE ASTURIAS 2005

El Premio Principe de Asturias fue otorgado en el año 2005 a seis Instituciones culturales extranjeras, de las cuales l'Alliance française.

Compartido con los principales Centros culturales europeos -British Council, Goethe Institut, Instituto Camões Portugal, Instituto Cervantes y Societa Dante Alighieri-  el Premio Principe de Asturias (de Comunicación y Humanidades), quizó saludar la actividad de estos centros que va más alla de la promoción lingüística, siendo « auténticas ambajadas culturales de Europa ante el mundo y un instrumento de fomento del diálogo y de afirmación de la identidad de los pueblos en el actual marco de la globalización ».

www.fpa.es/es/premios-principe-de-asturias/premiados/2005-alliance-franaise-societa-dante-alighieri-british-council-goethe-institut-instituto-cervantes-e-instituto-cames.html

Reunido en Oviedo el Jurado del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2005, integrado por D.ª Carmen Alborch, D. Lluis Xabel Álvarez, D. Ignacio Bayón Mariné, D. Raúl Bocanegra Sierra, D. Alejandro Echevarría, D. Javier Gómez Cuesta, D. Javier González Ferrari, D. Manuel Lombardero, D. Jorge Lozano, D.ª Catalina Luca de Tena, D.ª Beatriz de Moura, D.ª Elena Ochoa, D. Pedro Páramo, D. Alberto Pico, D. Ernesto Sáenz de Buruaga, D. José Antonio Sánchez, D. Ricardo Senabre, D. Jesús de la Serna, D. Enrique Ybarra, presidido por D. Manuel Olivencia y actuando como secretario D. Juan Luis Iglesias Prada, acuerdan conceder el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades a la candidatura conjunta integrada por los Grandes Institutos Culturales Europeos, que, enumerados por orden de antigüedad, son los siguientes: Alliance Française (Francia), Società Dante Alighieri (Italia), British Council (Reino Unido), Goethe Institut (Alemania), Instituto Cervantes (España) e Instituto Camões (Portugal).
El Jurado ha tenido en cuenta la aportación de estas instituciones, algunas de ellas centenarias, a la tarea común de preservar y difundir el patrimonio cultural europeo, mediante la enseñanza, en todos los continentes y entre millones de personas, de las respectivas lenguas nacionales, así como de su tradición literaria y artística y de los valores éticos y humanísticos que constituyen el sustrato de la civilización occidental.

Oviedo, 1 de junio de 2005